dimarts, 27 de setembre de 2011

El aburrimiento de Rafael Alberti


EL ABURRIMIENTO
Me aburro.
Me aburro.
Me aburro.
¡Cómo en Roma me aburro!
Más que nunca me aburro.
Estoy muy aburrido.
¡Qué aburrido estoy!
Quiero decir de todas las maneras
lo aburrido que estoy.
Todos ven en mi cara mi gran aburrimiento.

Innegable, señor.
Es indisimulable.
¿Está usted aburrido?
Me parece que está usted aburrido.
Dígame, ¿adónde va tan aburrido?
¿Que usted va a las iglesias con ese aburrimiento?
No es posible, señor; que vaya a las iglesias
con ese aburrimiento.

¿Que a los museos –dice—siendo tan aburrido?
¿Quién no siente en mi andar lo aburrido que estoy?
¡Qué aire de aburrimiento!
Lo aburrido que estoy.
Y sin embargo… ¡Oooh!
He pisado una caca…
Acabo de pisar --¡Santo Dios!—una caca…
Dicen que trae suerte el pisar una caca…
Que trae mucha suerte el pisar una caca…
¿Suerte, señores, suerte?
¿La suerte… la… la suerte?
Estoy pegado al suelo.
No puedo caminar.
Ahora sí que ya nunca volveré a caminar.
Me aburro, ay, me aburro.
Más que nunca me aburro.
Muero de aburrimiento.
No hablo más…
Me morí.



"El aburrimiento" es un poema de Rafael Alberti. Va sobre un hombre que se aburre siempre, las 24 horas del dia, todos los dias de la semana, todas las semanas del mes, los 12 meses del año y todos los años de su miserable y aburrida vida. Total, que ese hombre tenía siempre una cara de aburrimiento, de hombre aburrido superaburridísima. Pero, ¿a ese hombre que le pasa???¿Esque no tiene vida?

 Rafael Alberti y Èlia Barnola - "El aburrimiento"