dilluns, 4 de juny de 2012

Chistes de números


Van dos ceros por la calle y ven a un ocho en la acera de enfrente. Un cero le dice al otro:
-¡Mira ese qué chulo: con cinturón!

¿Qué le dijo un cero a otro?
- "No somos nada"

¿Qué le dijo el 1 al 10?
- Para ser como yo tienes que ser sincero.

Llega el 101 y cuando lo atajan dice: -
¡Oye loco, que no ves que ando con muletas!?

¿Que le dice el 9 al 6?:
-¿Damos una vuelta?


Èlia Barnola Vitali

Historia entre todos.


Lo que pasó aquel día fue realmente extraordinario. Me encontré, paseando por mi calle, un perro muerto en el suelo. Estaba tumbado boca abajo. De manera que no le vi la cara. De pie, a su lado, estaba Paco, mi vecino. Me dijo que desde su balcón había visto al perro allí tumbado y había bajado para ver que pasaba.
Llamamos rápidamente a protección de animales. Cuando llegaron, preguntaron de quién era el perro. Nadie lo sabía. Ni Paco ni yo lo habíamos visto nunca.
En torno nuestro y del perro, se fueron acercando más y más gente. Todos se preguntaban qué había pasado.
Una niña vio, al fondo de la calle, unos cuantos bultitos dentro de una caja pequeña de cartón. Arrastró a su padre hacia allí y vieron que eran seis cachorros de perro parecidos al perro muerto.
Los de protección de animales se los llevaron para examinarlos y revisar si estaban bien de salud. Al poco se descubrió que el perro muerto en realidad era una perra joven y que era la madre de aquellos cachorritos. Y que había muerto de un ataque al corazón.
 Los cachorros fueron dados en adopción. Yo me quedé uno, Paco también cogió uno y la familia de la niñita se quedó con dos. Los otros dos fueron llevados a un orfanato, para que los niños huérfanos pudieran jugar con ellos. Por cierto, el mio se llama Toby.


Èlia Barnola Vitali con ayuda de la clase de Segundo de ESO c

dimecres, 16 de maig de 2012

Definiciones del diccionario e historia inventada


Define: REDOBLE:

Técnica de interpretación de algunos tambores y, especialmente, la caja. Se trata de hacer batir alternativamente las baquetas a gran velocidad, creando una sonoridad continua y expectante.

Define: PLANTACIÓN:

Se denomina plantación a la acción de plantar y al conjunto de todo lo plantado. Es un sistema agrario latifundista desarrollado principalmente en la Zona Intertropical durante la época colonial, tanto en América como en África y en Asia. Por último, este término se aplica a un determinado tipo de cultivos que se denomina, precisamente, cultivos de plantación.

HISTORIA:

Me llamo Claire y tengo catorce años. Tengo tres hermanos pequeños: Charles, de diez años, Jean, de siete y Adrien, que sólo tiene cuatro añitos, y una hermana pequeña, Anne, que tiene nueve años. Mi padre se llama Auguste, tiene cuarenta y un años y trabaja de veterinario del zoo de Nièvre, la ciudad que queda más cerca, y mi madre se llama Sophie y tiene treinta y nueve años. Vivimos, o, bueno, vivíamos todos en un pequeño pueblo del centro de Francia, hasta ese día…

Lo recuerdo perfectamente: Era a mediados de Febrero, más o menos, la época del Carnaval, y era una mañana de sábado completamente normal.

Yo estaba en casa, cuidando de mis hermanos y de mi hermana mientras mi padre trabajaba y mi madre se había ido al mercado a comprar. Jean y Adrien estaban jugando fuera en el jardín, Charles estaba arriba en su habitación redactando un trabajo que tenia que entregar el martes en clase, y Anne estaba también en el jardín, sentada en su columpio y sumergida del todo en su libro favorito. Yo los observaba desde la ventana de la cocina porque estaba preparando la comida, y de vez en cuando subía a ver como iba Charles con su trabajo.

De pronto, se oyó un ruido repentino, pero no le di mucha importancia. Tampoco los vecinos se preocuparon. Hasta que entraron Jean y Adrien diciendo que se oía el redoble de bastantes tambores a la vez. Llamé a Charles y salimos todos a fuera. Anne estaba tan concentrada en el libro que ni se había dado cuenta de nada, pero cuando salimos a ver que pasaba sonó otra vez ese ruido repentino, pero esta vez mucho más fuerte y, tanto nosotros como los vecinos, nos dimos cuenta de que parecían disparos. También se empezaba a oír el redoble de tambores más cerca.

Lo demás, fue todo muy rápido, o al menos eso me pareció. Alguien gritó:
-¡Fuego! ¡Fuego!

Y los vecinos nos arrastraron corriendo hacia una  plantación que, aunque no era propia de aquí, habían hecho una colonia de africanos que habían huido tiempo atrás de las guerras y del hambre de allí, y está claro que no creían encontrar aquí.

Cuando aún no habíamos recorrido a toda prisa ni la mitad de aquella enorme plantación, descubrimos que nos habían rodeado, pero ya era demasiado tarde, empezaron a disparar. Conseguí, aunque a duras penas, arrastrar a todos mis hermanos a través de ese caos de horror, sufrimiento, sangre, disparos, y hasta muerte.

Recuerdo que conseguimos salir del campo de plantación sanos y salvos, y que nos adentramos en un bosque cercano, hasta conseguimos encontrar una especie de cueva o algo parecido para ponernos a resguardo.

Pasamos allí unos dos meses, más o menos, durante los cuales Adrien no paraba de preguntar que dónde estábamos, que dónde estaban papá y mamá, que quienes son esos hombres, que porque no volvíamos al pueblo… Anne, Charles y Jean, como eran mayores lo entendían mejor, pero en pobre Adrien no entendía nada de nada, a pesar que entre todos se lo intentábamos explicar.

Yo salía de vez en cuando para ver si seguíamos a salvo, y para ir a buscar algo de comida y de bebida, aunque fueran cuatro bayas y frutas del bosque y un poco de agua de un arroyo que había cerca.

Una vez pasaron por allí delante un grupo de soldados, serían unos dieciséis o veinte, más o menos, e iban armados. Suerte que pasaron de largo; estoy completamente segura que si nos hubieran visto, oído o si hubieran intuido que estábamos allí no seguiríamos vivos.

Estábamos muy preocupados por nuestros padres y me juego lo que sea que ellos también estaban muy preocupados. Pero no podíamos volver al pueblo por dos razones: la primera es porque el campamento de los soldados enemigos estaba en los límites del bosque, lo bastante cerca como para vernos si intentábamos volver, pero lo bastante lejos como para poder ir al arroyo a buscar agua o a buscar comida sin que nos vieran.

La segunda razón es porque los soldados tenían controlado la parte del pueblo que no había muerto. Porque la guerra había acabado. El ejército enemigo quería conquistar uno a uno los pueblos y ciudades de Francia, y nuestro pueblo se había rendido al poder de los otros.

Otros pueblos más grandes o las ciudades tenían y podían permitirse un ejército que los protegiese, pero un pueblo pequeño no tenía posibilidades.

Así que esperamos y esperamos. Hasta que un día llegaron refuerzos de París, un ejército el doble de grande y de poderoso que el enemigo y consiguieron acabar con más de la mitad de los conquistadores y a los demás los consiguieron echar del país.

Pero bueno de eso me enteré semanas más tarde, cuando conseguimos salir del bosque y volver al pueblo. Nuestros padres nos esperaban, sanos y salvos, como me los había imaginado durante estos dos meses que duró la guerra, estos dos meses que nosotros estábamos ocultos en la cueva del bosque, comiendo frutas y bayas, creyendo que papá y mamá estaban muertos o algo peor, dos meses en los cuales aprendí, por mi cuenta, a cazar algunos animalillos para poder comer, i finalmente, dos meses en los cuales mis padres también pensaban que nos había ocurrido algo malo, o que estábamos muertos.

Todo acabó bien, o al menos para nosotros; hubo muchísimas familias que se habían quedado sin un miembro de la familia o sin hogar, como nosotros. Pero nosotros nos mudamos a Alemania, que no estaba en guerra ni nada parecido, y continuamos con nuestras vidas tranquila y apaciblemente.

dimarts, 15 de maig de 2012

Descripcion personal a partir de letras de canciones


1. Descríbete:
Dulce, tierna y por dentro una salvaje.
Pablo Alborán - Princesita
Para sentirte enamorada te pido...
bonita, linda, refinada...
Juan Magan - 2fly

2. ¿Qué sienten las personas acerca de ti?:
Puedes olvidar mi nombre,
Puedes olvidar mis besos,
Pero en el aire permanece mi voz y mi recuerdo.
Tengo un pedacito de mi corazón partido para ti,
Tengo mil secretos que contarte,
Tengo mil estrellas que he robado del cielo de abril
Y mil canciones que cantarte.
Pablo Alborán - Desencuentro

3. ¿Tus gustos?:
Regálame tu risa,
Enséñame a soñar.
Con solo una caricia
Me pierdo en este mar.

Regálame tu estrella,
La que ilumina esta noche,
Llena de paz y de armonía,
Y te entregaré mi vida.
Pablo Alborán – Solamente tu.

4. ¿Cómo es esa persona a la que quieres?:
Tu eres quien me hace llorar,
pero solo tu me puedes consolar.

Te regalo mi amor, te regalo mi vida,
A pesar del dolor eres tu quien me inspira,
No somos perfectos, solo polos opuestos
Te amo con fuerza te odio a momentos…
Te regalo mi amor te regalo mi vida,
Te regalo el sol siempre que me lo pidas,
No somos perfectos solo polos opuestos
Mientras sea junto a ti siempre lo intentaría,
Y que no daría?
Malú – Blanco y negro

5. ¿Dónde quisieras estar ahora?:
Bajo las luces de esta ciudad,
Bajo la lluvia y la tranquilidad.
Pablo Alborán - Maldita

6. ¿Cómo eres respecto al amor?:
And I´m so sick of love songs
So tired of tears
So done with wishing you were still here
Said I´m so sick of love songs so sad and slow
So why can’t I turn off the radio?

Y estoy tan harto de las canciones de amor,
Tan cansado de las lágrimas,
Tan harto de desear que tus siguieras aquí.
He dicho que estoy harto de las canciones de amor, tan triste y deprimido.
Entonces, ¿por qué no puedo apagar la radio?
Ne-Yo – So sick.

7. ¿Cómo es tu vida?:
Porque el camino esta lleno de piedras,
Pero es el camino a seguir.
Por muchas veces que me caiga al suelo.
Yo me levanto y sigo aquí.
Y que digan de mi lo que quieran y,
Quien quiera que venga por mí.
Por muchas veces que me caiga al suelo,
Yo me levanto y sigo aquí.
Alberto Gambino – Sigo aquí

8. ¿Qué pedirías si tuvieras un solo deseo?:
Y todo lo que quiero me lo puedes dar tú,
Y sólo con un beso me emocionas.
Que el cielo a mi me llora porque ha perdido su azul,
Y yo te lloro a ti porque me duele el alma.
Por eso dime que me quieres…
Pablo Alborán - Mora

9. Escribe una cita o frase sabia:
Hablé con el hombre
Que vi en el espejo
 Me dijo deja que vuele y se vaya lejos.
Si vuelve ese amor es tuyo,
Y si no vuelve nunca fue tuyo.
Daddy Yankee – La Despedida

10. Ahora despídete:
¡Oohhh!, vuelveee, que el tiempo pasa y yo te hecho de menos
Y en este punto te seré sincero…
Y dejaré que hable mi corazóon...
Que esta latiendo, desesperado por ir a buscarte,
Pero es inútil porque se ha hecho tarde, y me arrepiento de lo que paso...
Pablo Alborán – Me arrepiento


divendres, 11 de maig de 2012

Mi mascota





He elegido los pececillos por que yo nunca he tenido ninguno y quiero tener, pero en casa no me dejan tener peces como macota. Me gusta darles comida y ver como nadan hacia ella para cogerla antes que los demás.

diumenge, 29 d’abril de 2012

Cumpleaños de escritores


ENTREVISTA A CHARLES JOHN HUFFAM DICKENS:

¡Buenas noches!!!!  Hoy esta aquí el fantasma del señor Charles Dickens, ¡que cumple 200 años!!! Que tal señor Dickens yo creo que esto de los doscientos años se lo esta tomando de forma muy transparente no¿?
Dickens: Buenas noches, estoy muy contento de poder hablar y aparecer en público sin que la gente se asuste.
Bueno señor Dickens, ¿Cuántas obras ha escrito? ¡Y no me ponga esa cara de muerto!
Dickens: Bueno creo que unas 16 ¿no? No sé estoy un pelín descontado. Ni siquiera me acordaba de que tenia 200 años hasta que me habéis invocado para esta entrevista.
Si se acuerda, ¿cuando nació?
Dickens: Nací el 7 de febrero de 1812 en Inglaterra.
Si me permite la pregunta, ¿cuando murió?
Dickens: ¡Uff! ¡De eso hace ya muchos años! Creo que fue a principio de junio de 1870.
Lo siento, se nos ha acabado el tiempo, pero ya volverá otro dia ¿no?
Dickens: ¡Por supuesto que volveré!
Pues entonces adiós y ¡que pase una noche de miedo!


dilluns, 9 d’abril de 2012

Planteamiento, nudo y desenlace


DEBÍ DECIRTE TE AMO

Debí decirte te amo cuando tuve ocasión, cuando tu estabas a mi lado. Estoy tumbada en mi cama, boca abajo, mojando mi almohada de lágrimas. Estoy pensando en ti, como cada noche, recordando los momentos que pasamos juntos, mis recuerdos de cuando era pequeña y jugábamos todas las tardes y cuando ya estábamos cansados nos sentábamos en el sofá a ver la tele. Estoy pensando en ti, porque en lo que me queda de vida no te voy a ver más, y porque, cuando muera, espero estar contigo en ese lugar que dicen que es tan bonito, el cielo. Porque tengo esperanza de que exista ese cielo.

Aún recuerdo que mal lo pase esa noche, hará ahora unos tres años y medio más o menos, aún me acuerdo de que sonó el teléfono a las tantas de la madrugada, de que mis padres lo cogieron, de que me levanté de la cama y fui al cuarto de mis padres para preguntar que pasaba. Se sentaron conmigo a mi lado y me explicaron lo que había pasado: había llamado mi abuela desde el hospital, que la fueran a recoger. “¿Por qué?” Pregunté yo. No lo entendía. ¿Por qué volvía mi abuela a casa si estaba en el hospital velando a mi abuelo enfermo? “Porque tu abuelo se ha ido, para siempre, no lo vas a volver a ver más.” Me dijo mi madre mientras mi padre se cambiaba para ir al hospital, y, mientras lo decía, sus ojos se llenaron de lágrimas. Pero yo no podía llorar, seguía sin creérmelo del todo. Una parte de mi decía “no puede ser, no puedes haber perdido a tus dos abuelos en tan sólo unos pocos meses”, pero era cierto.

Así que aquí estoy, y te dedico, con todo mi cariño, mi amor y mi nostalgia, mis pensamientos, mis recuerdos y mis sentimientos, esta historia. Porque TE QUIERO Y SIEMPRE TE QUERRÉ, y porque, como ya he dicho aún tengo esperanza de que nos volvamos a ver y pueda abrazarte como la hacía antes, y pueda DECIRTE TE AMO, porque no me dio tiempo de hacerlo.


Èlia Barnola